¿Las personas podemos cambiar?

Sí, todas las personas podemos cambiar, pero no por ello dejamos de ser nosotros mismos. De hecho, a lo largo de la vida cambiamos muchas veces sin que siquiera estos cambios nos sean perceptibles. Los cambios que se proponen en terapia van dirigidos exclusivamente a mejorar la calidad de vida del cliente.